Comunicados Oficiales • Información sobre el COVID-19
Universidad Católica de Cuenca

Introduction

Estudiantes de La Cato entregan lo mejor de sí a la colectividad a través de los proyectos de vinculación

Estudiantes de La Cato entregan lo mejor de sí a la colectividad a través de los proyectos de vinculación

Estudiantes del séptimo y noveno ciclo de la Carrera de Arquitectura de la Sede Azogues, formaron parte del Primer Taller Social Nacional emprendido por la Organización Nacional de Estudiantes de Arquitectura del Ecuador (ONEA), en el barrio Tumianuma de la parroquia Vilcabamba del cantón Loja en la provincia del mismo nombre.

Este encuentro con otros alumnos de universidades fraternas del país, se cumplió del 28 de febrero al 7 de marzo del año en curso; con el objetivo de reunir a estudiantes y talleristas para vincularse con la comunidad para generar una nueva perspectiva de la arquitectura; además de promover un intercambio intelectual y cultural en la ejecución de obras planificadas por los visitantes.

Los proyectos ejecutados se enfocan a beneficiar a sectores vulnerables con el uso de materiales nobles del lugar, de allí se escogió a Tumianuma de 500 habitantes, de los cuales la mayor parte está constituida por personas de la tercera edad que sobreviven del cultivo de naranjas, limones y recursos provenientes de familiares que han migrado.

El Municipio de Loja, a través del alcalde, Jorge Bailón Abad, aportó con los materiales y herramientas para la ejecución de 4 estructuras elaboradas con caña guadua y madera. Se construyó un sitio para fogatas, asados y descanso en la margen del río; la recuperación de juegos infantiles con graderíos, cubierta; mejoramiento de caminería con cuerdas, estructuras de descanso y un mobiliario en el mirador de la zona; adecuación de bancas techadas y espacio de comercio o actividades lúdicas.

Lauro Verdugo Romero y Andrés Venegas Tomalá, docentes de la Sede Azogues, acompañaron a la comitiva de la Universidad, que se constituyeron en grupos de trabajo con representantes del resto de instituciones superiores que participaron en jornadas de trabajo desde tempranas horas de la mañana, incluso prolongándose hasta la madrugada del siguiente día.
“Los estudiantes, los arquitectos talleristas, los profesores teníamos que dar ejemplo en la realización del trabajo, indicar el manejo de las herramientas; así como los procesos de cómo se debía realizar la toma de dimensiones, limpieza del terreno, replanteo, la construcción de estructuras y colocación de las cubiertas”, dijo.

Añadió que, con este tipo de acciones, se vincula a las universidades y estudiantes con las comunidades y así desarrollan la conciencia social que deben tener los proyectos, que los acondicionen a las carencias porque no es solamente el aspecto económico el principal motivador y en muchos casos no lo será; de allí, la importancia del compromiso social de los futuros profesionales en su proceso de formación.

La construcción de estas estructuras causó un impacto positivo en el barrio Tumianuma de la parroquia Vilcabamba, porque se generó un atractivo turístico que mejora las condiciones de vida de los beneficiarios. Sus habitantes expresaron su complacencia por recibir la visita de futuros profesionales que desde ya contribuyen al adelanto de los pueblos. (FSP/MIP).